Más de 50 años al lado de las familias
El pesame

El pesame

El fallecimiento de un ser querido es un suceso que, aunque tengamos aceptado y normalizado, siempre trae consigo circunstancias difíciles que sobrellevar. Dependiendo del grado de cercanía y otros aspectos, este trago será más o menos doloroso.

Cuando el fallecido ya está en el tanatorio, es el momento en el que empiezan a llegar las condolencias. Amigos, familiares y conocidos acudirán al lugar para dar el pésame, proceso poco agradable pero obligado en muchas ocasiones, y para el que ambas partes deben estar preparadas.

CÓMO EXPRESAR EL PÉSAME

El pésame es una expresión para manifestar la pena y tristeza por el fallecimiento. Se trata de una señal de respeto por la persona que ya no está y una demostración del valor y significado que la misma tenía para los más próximos y todos los que acuden al tanatorio. Es un contacto entre allegados, unidos por esa persona, en el que se realizará esa demostración de respeto y dolor por la pérdida.

El tanatorio es el lugar generalmente asociado a esta práctica, que habrá dispuesto su sala para prestar las mejores atenciones al fallecido y a los seres queridos que allí se encuentren, recibiendo dichas condolencias. Las flores, coronas y objetos que la familia desee que estén presentes serán el escenario del momento, que ha de ser lo más agradable posible dada la crudeza del momento.

Las personas más cercanas se suelen colocar junto al féretro, como símbolo de cercanía, y es entonces cuando el resto se dispone a expresar sus condolencias.

  • Es importante el respeto, la comprensión y transmitir la importancia de esa persona a sus seres queridos.
  • La sinceridad y el decoro deben ir de la mano.
  • Es preferible buscar el momento adecuado, y si los familiares están ocupados con otras personas, ser pacientes y esperar el turno.
  • Se deben buscar las palabras acordes al momento, sin generar situaciones de máximo dolor o motivar recuerdos impropios. Palabras como “lo siento”, “mi más sincero pésame”, “le acompaño en el sentimiento” o “mis condolencias” son fórmulas que siempre funcionan y son correctas. Es preferible usar alguna de estas frases que llenar una conversación de palabras vacías que denoten falta de sinceridad.
  • Evitar gestos exagerados siempre será lo más correcto. Estrechar la mano o dar dos besos al allegado puede ser lo ideal, pero las circunstancias dependen de la cercanía, ya que, en ocasiones, dar un abrazo es espontáneo y correcto.

En Agencia Funeraria Santo Cristo de la Peña y sus tanatorios creamos el ambiente propicio de un velatorio para que el trámite de recibir y dar las condolencias sea lo más llevadero posible, así como el entorno del fallecido, que ha de ser personal y acogedor.

CONDOLENCIAS A DISTANCIA

En muchas ocasiones, transmitir las condolencias en persona es inviable, y por suerte existen numerosos métodos. Hoy en día, con la mensajería instantánea, es posible escribir un mensaje que llegue en el momento. No obstante, lo más correcto y personal es siempre una llamada telefónica, en la que la cercanía quede patente, y siempre será más personal de cara a los allegados de la persona.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *